Frida Kahlo y el feminismo

Frida Kahlo y el feminismo: todo lo que debes saber

¿Quieres saber sobre Frida Kahlo y el feminismo?

La artista Mexicana conocida como Frida Kahlo se ha convertido en un modelo feminista en la actualidad. Principalmente por sus valores e ideales de igualdad, su vida sexual y romántica bastante liberal pero lo más importante fue su surgimiento como artista en medio de un momento y país absolutamente patriarcal como México en su época.

Desarrollo de Frida Kahlo en relación al feminismo

Frida estudió en una escuela “mixta”, llamada Escuela Nacional Preparatoria (ENP). En un total de 2000 estudiantes en la escuela, solo habían 35 muchachas, que ni siquiera podían compartir un recreo decente. Eran llevadas a otro lugar para que lo varones pudieran compartir y disfrutar su recreo sin perturbaciones femeninas. Las familias conservadoras de la escuela opinaban que “ya que era suficiente con que estuvieran en la escuela”.  

Frida Kahlo y el feminismo
Frida Kahlo y el feminismo

A pesar de esta fuerte discriminación de género, la atmósfera nacional en México junto con lecturas y nuevas ideas relacionadas a los cambios de la revolución mexicana, comenzaron a cultivar en la mente de Frida sus ideales feministas y sus posiciones políticas. Se caracterizó por ser una niña alegre, traviesa, contenta y muy dedicada a las actividades físicas para mejorar su condición física. Había padecido poliomielitis a los 6 años y su pierna derecha quedó más delgada y corta que la izquierda.

Un paso muy importante en la formación de la mente que caracterizó a Frida Kahlo como feminista, fue el haberse integrado a un grupo de jóvenes en ENP llamado “Los Cachuchas”, si bien principalmente dirigido por hombres, estaban ella y otra chica, Carmen Jaime. En este grupo, los jóvenes discutían de política, arte, idiomas, letras e ideas; sin duda algunas todo esto debieron ser estímulos intelectuales para Frida.

Trabajo profesional de Frida

Luego de su accidente automovilístico, en el cual quedó destinada a largos periodos de reposo, Frida comenzó a pintar. En la pintura ella encontró un modo de expresión único, mediante el cual habló de sus penas, dolores, sufrimientos, ideales y opiniones.

El trabajo de Frida, siendo una mujer en medio de una sociedad patriarcal fue reconocido, al menos en parte, en vida. Diego Rivera, su esposo y un famoso pintor muralista mexicano la consideraba la mejor pintora de México, la apoyaba y valoraba como igual en este medio.

Pablo Picasso reconoció su trabajo, así como otras figuras del arte moderno en Europa, como Marcel  Duchamp, Vasili Kandinsky, André Breton, entre otros. Este reconocimiento por los grandes del medio, fue un gran paso para las mujeres en ese momento.

Fridomanía

Aun luego de la muerte de la pintora en 1954, ella no ha desaparecido de la memoria y mérito de Occidente. Si es cierto que tomó un par de décadas, Frida ha despertado uno de los más asombrosos y llamativos fenómenos  de sincretismo cultural. En los años setenta comenzó a ser modelos de los círculos feministas en Europa.

Ha sido objeto de estudio de historiadores de arte, se han llevado a cabo exposiciones en todo occidente de sus obras, algunas de ellas han sido adquiridas por importantes museos. Por ejemplo, el primer trabajo mexicano que el Museo del Louvre adquirió corresponde al autorretrato “El marco”.

Su vida también ha sido llevada al cine, esas películas han sido reconocidas con Premios Oscar. Frida sigue viva, como modelo para millones de mujeres y hombres que buscan igualdad.